Instalación sonora presentada en 1999, Leve disparo seguido de palomas resuelve, por metonimia, la situación visualizada a través de los objetos.  El espectador, así, se ve envuelto en una situación sonora viva, que se desarrolla en el tiempo y que lo coloca en el comienzo y fin de una acción casi agresiva, mientras lo que ve son los objetos inertes, estáticos, pacíficos que, sin embargo, la provocan y la enmarcan.

casita IMG_1696