Three Voices – Morton Feldman

En el año 1957 el poeta norteamericano Frank O’Hara escribió su poema “Wind”, dedicado al compositor Morton Feldman.

Unos años más tarde, y esta vez como homenaje a la cantante y compositora Joan Barbara, Feldman recupera el poema y, en 1981, acaba de escribir una de las obras para voz femenina más interesantes del siglo XX: “Three Voices”.

La partitura debe ser interpretada idealmente por la misma cantante, pregrabando dos de las voces y reproduciéndolas conjuntamente con la tercera en directo.

En la presentación discográfica interpretada por Joan Barbara, la cantante explica como para ella las tres voces representan, de alguna manera, las voces de tres amigos: el poeta Fnank O’Hara, el pintor Philip Guston y el mismo Morton Feldman, representado por la voz cantada en directo.

Joan Barbara, devuelve así la dedicatoria de la pieza y dedica su lectura e interpretación a las voces de estos tres amigos.

En la primavera del 2014, tuve el privilegio de dirigir y grabar a María Hinojosa Montenegro interpretando dos de las tres voces de la partitura, y el 30 de junio presentamos, en el Centre d’Art Santa Mònica, en Barcelona, nuestra versión con la tercera voz en directo.

¡Una noche maravillosa!

Voz: Maria Hinojosa Montenegro

Dirección musical y realización: Carlos Gómez Caballero

conmaria2

Dice Maria, sobre su experiencia al interpretar “Three Voices”:

“En un afán de conquistar el puesto de comunicación pura y transparente del arte, de vivirlo como transmisor, sin politizarlo ni corolearlo, es decir, no “haciéndole ser” si no “dejándole ser”, el S.XX de nuestra cultura occidental experimentó a través del sonido y sus parámetros no solo los por qués del mundo si no los por qués del mismo ser humano, tanto en sus capacidades de receptores como emisores.

En el ejercicio de “atrevernos a ser y hacer”, en ese deber como artista, esta pieza supone un antes y un después en mi carrera artística por su naturaleza, su sinceridad y riesgo.

Despojando a la pieza y a la interpretación de ésta de las convenciones habituales, partiremos rumbo a un destino no escrito. La pieza ya ha comenzado.

[Nieva dentro, en pequeño, vuelvo atrás, no se bien a dónde pero es un lugar donde me parece comprender. Me dejo llevar. Me envuelve. Puedo cambiarlo cuando quiera. Estoy yo. Siento a los demás. Silencio. Mi respiración. Pruebo de otro modo. Y otro. No es una línea; es como que ya ha empezado. Entro y salgo. Libre.]“

    María Hinojosa Montenegro 2014